Inicio > Noticias > Coordinación Actividades Extra Académicas

Coordinación Actividades Extra Académicas

Desarrollo de las Actividades Extra Académicas
Informar sus actividades resaltado el trabajo realizado con bases a su oferta educativa de cada  dirección o coordinación:

El deporte, la diversión y los juegos constituyen una forma amena de aprender valores y lecciones que duran toda la vida. Promueven la amistad y el juego limpio, nos enseñan a trabajar en equipo y nos aportan disciplina, respeto y las habilidades necesarias que harán de los niños y niñas unos adultos comprometidos. Además, contribuyen a preparar a los jóvenes para hacer frente a los retos futuros y adoptar posiciones de liderazgo en el seno de sus comunidades.

Felicitamos a nuestros alumnos que actualmente se encuentran participando en torneos, su esfuerzo y dedicación ha sido notorio en los encuentros

Artículos  relevante del mes social, cultural, tecnológico etc. (este artículo lo realizará cada mes una dirección o coordinación, se le informará en las junta o por vía correo)

EL FLAG FOOTBALL, TOCHO O TOCHITO, es una buena manera de reconectar con tu cuerpo: no sólo durante los entrenamientos, sino desde momentos, cuando te preparas mentalmente para despegarte del sillón y te haces la idea que esos músculos están ahí para moverlos, debido a que el tocho es un juego de mucha movilidad que desarrolla habilidades motrices finas y requiere de resistencia, agilidad y velocidad y, claro, de control, es una buena opción para conocer el estado de tu cuerpo y reconocer su importancia.
En la década de los 30´s, el tocho bandera aún no existía, pero se jugaba una variación del futbol americano que era llamada touch and tailfootball. Es decir, que los jugadores tenían que tocar al jugador que tenía posesión del balón con el fin de cortar su avance, simulando así lo que en el futbol americano conocemos como tacleada.
No es muy difícil llegar a una conclusión sobre el origen en español del nombre del juego: touchfootball se ha convertido en México en “tocho” o “tochito”, lo que muy probablemente es una abreviación y adaptación, al español, del nombre en inglés.